Seguro de defensa jurídica y reclamación de daños

Seguro de defensa jurídica y reclamación de daños

Contrata ahora

 

Descargar garantías
Dudas sobre siniestros
Nuez se hace cargo de los gastos de la defensa penal y de la constitución de la fianza exigida para garantizar la libertad del conductor del vehículo asegurado (siempre que esté debidamente autorizado y habilitado) durante aquellos procesos penales en los que intervenga debido a un hecho de la circulación cubierto por esta póliza, y siempre que lo solicite.

Nuez también se hará cargo de la reclamación extrajudicial y judicial frente a terceros responsables de los daños causados al vehículo asegurado y de los sufridos por el asegurado, siempre que ambos sean consecuencia de un hecho de la circulación cubierto por esta póliza.

Es necesario que haya pruebas suficientes de apoyo para el inicio de una reclamación judicial, siendo el asegurado el encargado de aportarlas.

En el caso de que Nuez considere que no existen posibilidades razonables de éxito se lo hará saber al asegurado y no se iniciará el pleito o la tramitación del recurso. En este caso, Nuez otorga al asegurado la libertad de acción según los términos previstos en el apartado de disconformidad en la tramitación del siniestro y libertad de acción contenido en las Condiciones Generales de esta póliza.

A los efectos de esta cobertura se considera asegurado al tomador y conductor que contrata el seguro con Nuez y al que corresponden las obligaciones derivadas del contrato. En este sentido el tomador, conductor y propietario deben ser la misma persona y constar expresamente en las Condiciones Particulares de la Póliza Nuez, sin que se pueda considerar como asegurado a otra persona distinta.

 

Con esta cobertura, se cubren las prestaciones que a continuación se enumeran:

a) Las tasas, derechos y costas judiciales derivadas de la tramitación de los procedimientos cubiertos por esta modalidad.

b) Los honorarios y gastos de abogado.

c) Los derechos y suplidos de procurador, solo cuando su intervención sea preceptiva.

d) Los gastos notariales y de otorgamiento de poderes para pleitos, así como las actas, requerimientos y demás actos necesarios para la defensa de los intereses del asegurado.

e) Los honorarios y gastos de peritos.

f) La constitución, en procesos penales, de las fianzas exigidas para responder a las costas judiciales.

 

 Exclusiones de esta cobertura:

a) Las indemnizaciones, multas o sanciones a que fuera condenado el asegurado.

b) Los impuestos u otros pagos de carácter fiscal derivados de la presentación de documentos públicos o privados ante los Organismos Oficiales.

c) Los gastos que procedan de una acumulación o reconvención judicial cuando se refieran a materias no comprendidas en las coberturas garantizadas.

d) Los gastos de colegiación o habilitación del letrado cuando este no pertenezca a la Corporación Colegial del lugar de la actuación profesional, ni los gastos de viaje, hospedaje y dietas.

 

 
Nombramiento de un letrado particular

A partir de la ocurrencia de un siniestro, el asegurado podrá reclamar la intervención de Nuez o confiar la defensa de sus intereses a un abogado de su elección, siendo aplicables en este caso los límites de gasto establecidos en las Condiciones Particulares (250 €).

En este último caso, el asegurado deberá comunicar por escrito su elección a Nuez, que a partir de ese momento se apartará de la tramitación del asunto, y conforme a la ley, actuará únicamente en su propio nombre en la defensa de la responsabilidad civil.

El abogado, libremente designado por el asegurado, así como el procurador, en su caso, no estarán sujetos a las instrucciones de Nuez en el desempeño de su labor, pero habrán de rendir cuenta de su gestión a la presentación de sus honorarios y suplidos a Nuez, motivando sus decisiones en cuanto a la conveniencia de tasaciones, peritajes, informes actuariales, de investigación privada o de otra índole, planteamientos de demanda, denuncias o recursos; exigencia precisa para la justificación de su tarea profesional y por consiguiente de los honorarios.

El asegurado tiene obligación de informar a Nuez, a requerimiento de esta última, sobre la evolución del trámite del siniestro.

 

Pago de honorarios en caso de nombramiento de letrado particular

Los gastos de abogados y de procuradores mencionados en las prestaciones que cubre esta garantía, se reembolsarán a la finalización del procedimiento judicial, siempre que estén calculados conforme a los baremos de honorarios recomendados que tengan establecidos los Colegios Profesionales del lugar de ocurrencia del siniestro para las actuaciones correspondientes, los cuales tienen la consideración de máximos a efectos de esta cobertura, previo envío de la correspondiente factura o minuta.

Los gastos de honorarios del procedimiento judicial, cualquiera que fuese su jurisdicción, cuando el asunto se hubiera ganado con imposición de costas al contrario, se abonarán al asegurado una vez que la sentencia devenga firme. Los citados gastos deberán ser reembolsados a Nuez por el profesional o profesionales encargados del asunto, que deberán reclamarlos en trámite de ejecución de sentencia o amistosamente, directamente del contrario.

 

Disconformidad en la tramitación del siniestro y libertad de acción

Cuando Nuez, por considerar que no existen posibilidades razonables de éxito, estime que no procede la iniciación de un pleito o la tramitación de un recurso, deberá comunicarlo al asegurado.

Conforme con lo establecido en esta Póliza Nuez y en la legislación vigente, el asegurado podrá elegir libremente el procurador y el abogado para representarle y defenderle en relación con sus intereses.

En el caso de que el asegurado obtenga un resultado más beneficioso por su propia cuenta tendrá derecho, dentro de los límites mencionados en las Condiciones Particulares, al reembolso de los gastos habidos en los pleitos y recursos tramitados en discrepancia con Nuez, incluso con el arbitraje.

El asegurado tendrá derecho a someter a arbitraje cualquier diferencia que pueda surgir entre él y el asegurador sobre el contrato de seguro. La designación de árbitros no podrá hacerse antes de que surja la cuestión disputada.

 

Conflicto de intereses

En caso de que el reclamante esté también asegurado con Nuez o exista algún otro posible conflicto de intereses, Nuez comunicará inmediatamente al asegurado la existencia de estas circunstancias. En este supuesto, el asegurado tiene derecho a elegir libremente abogado y procurador dentro de los límites de las Condiciones Particulares. En estos casos el tomador deberá notificar por escrito a Nuez su elección.



Volver