Robo de bienesUn seguro útil y eficaz para ayudarte a disfrutar del hogar con tu familia.

Contrata ahora

Robo de bienes

Se cubre el apoderamiento de bienes muebles empleando fuerza en las cosas para acceder al lugar donde estas se encuentran, o violencia o intimidación a las personas, siempre y cuando ocurra dentro de la propia vivienda. En este caso se aplica sólo respecto al mobiliario asegurado en caso de siniestro parcial. 

Para la correcta aplicación de la cobertura planteada se deben producir las siguientes condiciones: 
  • Haber denunciado los hechos a la autoridad competente. 
  • Que no hayan intervenido en calidad de cómplices o autores, familiares del asegurado, personas que convivan con él en la vivienda asegurada o empleados del asegurado. 
  • Que la vivienda asegurada tenga alarma conectada a central de seguridad en caso de que la suscripción del riesgo haya sido supeditada a su existencia o, se haya declarado que disponía de la misma. 
  • Que la vivienda asegurada tenga en el momento del siniestro activadas las medidas de protección declaradas en la póliza (puerta blindada, rejas, alarmas seguridad 24 horas) o, en su defecto, mejoradas. 
  • Que no existiese una negligencia del asegurado, del tomador del seguro o de cualquiera de las personas que de ellos dependan o convivan. 
Queda expresamente excluido de las garantías de este seguro de hogar el hurto, así como el robo de dinero en efectivo. 


Límite de la cobertura

  • Se establece la cobertura ilimitada para el primer siniestro de esta modalidad dentro de cada anualidad, con el límite de suma asegurada previsto en caso de determinación de siniestro total.
  • A partir del segundo siniestro declarado dentro de cada anualidad, la cobertura de la póliza aplicable tendrá un máximo que será la cantidad que resulte de restar el importe consumido por el primer siniestro de la anualidad a la suma asegurada en las Condiciones Particulares. Por lo tanto, este límite o suma asegurada será aplicable siempre que no se haya consumido ese límite por el primero de los siniestros declarados en la anualidad.