LluviaUn seguro útil y eficaz para ayudarte a disfrutar del hogar con tu familia.

Contrata ahora

Lluvia

Se cubren los daños causados por el agua de lluvia, siempre que la precipitación sea de intensidad superior a 40 litros por metro cuadrado y hora.

Quedan excluidos los daños que sean consecuencia de que las puertas, ventanas o cualquier otra apertura hubiesen quedado sin cerrar o su cierre fuese defectuoso. De igual manera quedan excluidos los daños producidos por defectos de construcción o mantenimiento de los elementos del edificio donde se encuentre la vivienda.