Seguro de defensa jurídica y reclamación de daños

Seguro de defensa jurídica y reclamación de daños

Contrata ahora

 

    Descargar garantías
    Dudas sobre siniestros

    Nuez se compromete, dentro de los límites establecidos en la Ley y en las Condiciones Generales y Particulares, a hacerse cargo de los gastos en que pueda incurrir el asegurado como consecuencia de su intervención en un procedimiento administrativo, judicial o arbitral, así como a prestarle los servicios de asistencia jurídica judicial y extrajudicial en la reclamación de los daños y perjuicios sufridos, siempre que se trate de daños causados a la vivienda o mobiliario por un tercero y con origen no contractual.

     

    El asegurado podrá reclamar la intervención de Nuez en caso de reclamación judicial, o bien confiar la reclamación de sus intereses a un abogado de su elección, en cuya situación deberá comunicarlo por escrito a Nuez y se aplicará el límite de capital que se recoge en las Condiciones Particulares.

     

    Los gastos de honorarios del procedimiento judicial, cualquiera que fuese su jurisdicción, se abonarán al asegurado una vez que la sentencia devenga firme, siempre que el asunto se hubiera ganado con imposición de costas al contrario. Los citados gastos deberán ser reembolsados a Nuez por el profesional o profesionales encargados del asunto, que deberán reclamarlos en trámite de ejecución de sentencia o amistosamente, directamente del contrario.

     

    Nuez se obliga a comunicar al asegurado la existencia de un conflicto de intereses. En este supuesto, el asegurado tiene derecho a elegir libremente abogado y procurador dentro de los límites de las Condiciones Particulares. En estos casos el tomador deberá notificar por escrito a Nuez su elección. 

     

    Cuando Nuez, por considerar que no existen posibilidades razonables de éxito, estime que no proceda la iniciación de un pleito o la tramitación de un recurso, lo comunicará oportunamente al asegurado. En estos casos el asegurado tendrá derecho, dentro de los límites mencionados en las Condiciones Particulares, al reembolso de los gastos habidos en los pleitos y recursos tramitados en discrepancia con Nuez, e incluso con el arbitraje, cuando por su propia cuenta haya obtenido un resultado más beneficioso.

     

    El asegurado tendrá derecho a someter a arbitraje cualquier diferencia que pueda surgir entre él y Nuez sobre el contrato de seguro. La designación de árbitros no podrá hacerse antes de que surja la cuestión disputada.

     


    Quedan incluidos los siguientes costes:

     

    a) Las tasas, derechos y costas judiciales derivadas de la tramitación de los procedimientos cubiertos.

     

    b) Los honorarios y gastos de abogados.

     

    c) Los derechos y suplidos del procurador, cuando su intervención sea preceptiva.

     

    d) Los gastos notariales y el otorgamiento de poderes para pleitos, así como las actas, requerimientos y demás actos necesarios para la defensa de los intereses del asegurado.




      Volver