Con esta cobertura, Nuez cubre la indemnización por los daños y/o pérdida del vehículo a consecuencia de su apoderamiento o tentativa (ya sea utilizando fuerza en las cosas o violencia o intimidación en las personas), según la definición establecida en el vigente Código Penal.


El asegurado está obligado a poner en conocimiento de las autoridades la sustracción del vehículo o sus accesorios cuando estos estuvieran asegurados, entregando a Nuez copia de la denuncia.


Nuez dispondrá de un plazo de 30 días para realizar las investigaciones que considere oportunas. Una vez transcurrido este plazo se determinará el importe de la indemnización.


Si el vehículo sustraído se recuperase dentro del plazo de 30 días, el asegurado estará obligado a admitir su devolución, previa reparación de los posibles daños, que serán a cargo de Nuez. Si la recuperación se produjese en un plazo superior a 30 días, el vehículo quedará en propiedad de Nuez. Si el asegurado desea recuperar su vehículo, deberá reintegrar la indemnización percibida, a cuyo efecto Nuez estará obligada a ofrecérselo al asegurado y devolvérselo siempre que manifieste su aceptación dentro de los 15 días siguientes al de la oferta.


El asegurado se compromete a suscribir en un plazo máximo de 15 días, a contar desde el requerimiento que se le efectúe, cuantos documentos fuesen necesarios para la transferencia de la propiedad a favor de Nuez o de la tercera persona que esta designe.

 

Exclusiones de esta cobertura:

a) Los actos vandálicos.

b) Los efectos del siniestro cuando este se haya producido por negligencia grave del asegurado, del tomador del seguro o de las personas que de ellos dependan o que con ellos convivan.

c) Los efectos del siniestro si las llaves o cualquier aparato que sirva para abrir o hacer funcionar el vehículo no han sido retirados del mismo.

d) La sustracción de los accesorios que no sean fijos y originales de la marca.

e) El hurto o la apropiación indebida.
 
 

Límite de la cobertura para robo parcial:

En Nuez se establece una cobertura ilimitada para el primer siniestro de robo parcial dentro de cada anualidad, con el límite de la suma asegurada previsto en caso de determinación de siniestro total (es decir, el valor total del vehículo).

 
A partir del segundo siniestro de robo parcial declarado dentro de cada anualidad, la cobertura de la póliza aplicable tendrá un máximo que será la cantidad que resulte de restar el importe consumido por el primer siniestro de la anualidad a la suma asegurada en las Condiciones Particulares para robo parcial (600 €). Por lo tanto, este límite o suma asegurada será aplicable siempre que no se haya consumido ese límite por el primero de los siniestros de robo parcial declarados en la anualidad.


Volver